La medicina transfusional en la etapa neonatal.

¿Quo vadis? 

Autores: Baptista González Héctor Alfredo, Tello Nielsen Juan, Rodríguez Terán Gerardo

Resumen

La Norma Oficial Mexicana (NOM-0003-SSA2-1993) para la disposición de sangre humana y sus componentes con fines terapéuticos, emitida por las autoridades sanitarias, tiene como objetivo central uniformar las actividades, criterios, estrategias y técnicas del Sistema Nacional de Salud que son de observancia obligatoria para todos los establecimientos de atención médica del país. El objetivo del trabajo es presentar comentarios sobre los contenidos en la NOM, que se relacionan con la práctica de la transfusión en el recién nacido. La NOM establece que el receptor de sangre, deberá tener un trastorno que no sea susceptible de corregir por otros métodos terapéuticos, únicamente con la transfusión. Se estratifica el nivel de responsabilidad del médico encargado del banco de sangre (quien garantizará que se hayan realizado las pruebas antes de cada transfusión) y del médico tratante (como responsable de la indicación y supervisión de las transfusiones). Se discute sobre las pruebas de compatibilidad sanguínea, la elección del componente y grupo sanguíneo a transfundir, el empleo de sangre con serología negativa para virus, irradiación de componentes celulares y el procedimiento transfusional entre otros. La Secretaría de Salud, junto con un comité de consultores, está revisando los procedimientos y criterios contenidos en la NOM. La legislación permite que los médicos, asociaciones o instituciones, expresen sus puntos de vista respecto de este tema. Bajo este panorama la discusión está abierta y es nuestra responsabilidad expresar sobre lo que constituye nuestro trabajo cotidiano.

Palabras clave: Recién nacido transfusión medicina transfusional banco de sangre.

2003-02-07   |   912 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 56 Núm.8. Agosto 1999 Pags. 453-457 Bol Med Hosp Infant Mex 1999; 56(8)