Fragmento

INTRODUCCIÓN La leptospirosis es una infección adquirida por animales y humanos, por contacto directo o indirecto de la piel o las membranas mucosas mediante contaminación de orina infectada primariamente de animales domésticos o silvestres. Puede desarrollar infecciones asintomáticas, o cuadros parecidos a la influenza o formas graves con severas manifestaciones hemorrágicas y meningismo, ictericia y fallo renal que frecuentemente llegan a ser fatales. Las manifestaciones patológicas resultan de la infección de uno o más serovares (serotipos) de los 200 conocidos que tradicionalmente se clasifican dentro de las especies de Leptospira interrogans. Alrededor de 99 serovares han sido aislados de muestras humanas. Las leptospiras patógenas o saprofíticas son indistinguibles morfológicamente y la virulencia no necesariamente se limita a un serovar específico. Son bacterias (espiroquetas) aeróbicas obligadas de forma alargada, de apariencia motil, helicoidal, de diámetro de 0.1 a 0.2 µm y largo entre 6 y 20 µm. Se pueden aislar 1 de sangre y líquido cefaloraquideo durante los primeros 7 a 10 días del inicio de la enfermedad y de muestras de orina regularmente después de la primera semana y hasta los 30 días.1,2,5

Palabras clave: .

2003-02-07   |   1,142 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 5 Núm.1. Enero-Abril 1999 Pags. 281-283. Salud Tab 1999; 5(1)