Ventura Marín Azcuaga:

artista por vocación espiritual y voluntad propia 

Autores: Alejo Castillo Teresa, Zamarrón Licona Erasmo

Fragmento

Originario de la “futura capital del mundo” –Emiliano Zapata–, como él así lo llama, Ventura Marín Azcuaga, pintor, fotógrafo y escultor por vocación espiritual y voluntad propia, desde pequeño demostró su amor por el dibujo y la pintura, sin embargo manifestó su interés en la arquitectura realizando su carrera profesional en esta materia. El destacado artista tabasqueño, autodidacta en cualquier rama del arte, al terminar sus estudios profesionales inclinó su vocación en la fotografía por lo que inició una serie de trabajos donde plasmara no tan sólo la belleza natural del hombre, sino también los paisajes que decoran cada rincón de esta tierra pródiga, húmeda y tropical, unificando además una variedad de técnicas fotográficas con el pincel, dando un toque original a cada una de las imágenes captadas en la lente de Ventura Marín, realizando de este modo, más de cien exposiciones individuales en el país y dos en el extranjero, ganando concursos, méritos internacionales y recibido diversos homenajes en Tabasco.

Palabras clave: .

2003-02-07   |   5,467 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 5 Núm.1. Enero-Abril 1999 Pags. 290-292. Salud Tab 1999; 5(1)