Cambios en la inmunoterapia en México:

La nueva Guía de Práctica Clínica 

Autor: Becerril Ángeles Martín H

Fragmento

Hace cien años Leonard Noon demostró que la inyección subcutánea con extractos de pólenes de pastos en pacientes con rinitis alérgica, producía desensibilización efectiva, ya que disminuía los síntomas y la respuesta alérgica después del reto conjuntival con los mismos extractos. Tras la muerte de Noon por tuberculosis en 1911, John Freeman continuó investigando diversos esquemas de inmunoterapia. Otras investigaciones trascendentes han documentado los mecanismos de acción de la inmunoterapia y la respuesta alérgica. Prausnitz y Kustner demostraron la transferencia de la sensibilidad inmediata mediante "reaginas" del suero de donadores; en tanto Cooke, demostró que la inmunidad adquirida con la inmunoterapia se relacionaba al efecto de anticuerpos "bloqueadores" de la respuesta alérgica. El primer ensayo clínico controlado sobre la eficacia de la inmunoterapia con pólenes, fue publicado en 1954. En los años cincuentas del siglo XX, en la Revista Alergia México aparecía el primer artículo sobre inmunoterapia perlingual con resultados benéficos. En los años sesentas, simultáneamente Ishizaka y Johansson, descubrieron que el efecto "reagínico" se debía a una nueva clase de inmunoglobulina: la IgE. En 1968 se demostró la eficacia a largo plazo de la inmunoterapia en niños, y pocos años después se demostró la eficacia de la inmunoterapia con veneno de abeja, comparada con extracto de cuerpo total.

Palabras clave:

2012-02-20   |   708 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 58 Núm.1. Enero-Marzo 2011 Pags. 1-2 Rev Alergia Mex 2011; 58(1)