Fragmento

Es un líquido claro, algo viscoso, alcalino (pH entre 6 y 7), que contiene 95% de agua, 3% de sustancias orgánicas y 2% de sales minerales (grandes cantidades de iones de potasio y bicarbonato, y menos de iones de cloro y sodio). Además, contiene dos tipos de secreción proteica: una serosa rica en ptialina (una alfa-amilasa), que contribuye a la digestión del almidón, y otra mucosa, que contiene mucina, elemento lubricante el cual facilita la masticación y el paso del bolo alimenticio hacia el esófago tras la deglución. Cada minuto se secreta unos 0.5 ml de saliva, excepto durante el sueño, donde la secreción es escasa. Este líquido tiene un papel importante en el mantenimiento de los tejidos bucales, ejerce un efecto de limpieza y arrastre de sustancias alimenticias y de gérmenes patógenos que contribuirían en ese caso a la aparición de caries dentales e infecciones, así como al deterioro de los tejidos. Además contiene iones, tiocianato, enzimas proteolíticas y anticuerpos proteicos que destruyen las bacterias bucales. La saliva participa en muy diversas funciones en la cavidad bucal, las cuales incluyen principalmente: lubricación e integración del bolo alimenticio; mantenimiento de niveles apropiados de higiene bucal homeostáticamente regulada; protección de los tejidos duros dentales al proveer una importante fuente de iones pH.

Palabras clave:

2012-06-04   |   516 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 8 Núm.83. Junio 2011 Pags. 7 Odont Moder 2011; 8(83)