Fragmento

Los cementos constituyen un grupo de materiales que se utilizan en operatoria dental y en otras ramas de la odontología como la prostodoncia, la endodoncia, la periodoncia y la cirugía bucal. La palabra cemento denota una sustancia que sirve para unir, pegar o adherir dos o más cosas. Son materiales que se preparan a partir de la combinación de un polvo con un líquido. En función de la cantidad de polvo que se emplea con relación a una cantidad de líquido (relación polvo-líquido) puede obtenerse una consistencia diferente (viscosidad) en la pasta resultante. De acuerdo con la viscosidad pueden emplearse con distintas finalidades, que incluyen la realización de restauraciones. Desde el punto de vista químico el polvo está constituido por un óxido básico o un hidróxido, o sea un compuesto cerámico. El líquido, por su parte, es de reacción ácida o una solución de un ácido en agua. Una vez realizada la mezcla y obtenida la consistencia buscada, el material está en forma de una masa plástica constituida por una fase sólida (el polvo) y una fase líquida (el ácido o solución ácida). El óxido o hidróxido disuelto al encontrarse con un ácido reacciona formando una sal y ésta, en los primeros momentos, al estar en escasa cantidad, queda en solución en el líquido. Al aumentar la cantidad de sal formada en función de la cantidad de polvo disuelta, aumenta su concentración en la fase líquida y, de manera eventual llega a sobresaturarse y producirse la precipitación de compuestos sólidos. En la mezcla se observa un aumento de la consistencia (viscosidad) y una pérdida paulatina de la posibilidad de ser trabajada.

Palabras clave:

2012-08-21   |   941 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 8 Núm.86. Septiembre 2011 Pags. 6 Odont Moder 2011; 8(86)