Tatuaje por amalgama y grafito

Autor: Nolasco Herrera Hilda

Fragmento

Definitivamente que el origen más común de pigmentaciones solitarias o focales en la mucosa bucal es el tatuaje por amalgama. Son lesiones maculares gris azulosas o incluso negras que se presentan en la mucosa vestibular, encías o paladar. Se les encuentra en las cercanías de los dientes con amplias restauraciones de amalgama. Son consideradas como iatrogenia debido a que durante la colocación de la amalgama o al bruñir ésta, pequeñas partículas de amalgama son introducidas a la mucosa adyacente y permanecen allí, hasta que causan el tatuaje o se descubren por hallazgo radiográfico. Otra manera de depositar pequeños fragmentos de amalgama es cuando se realiza una extracción dental de un diente restaurado con amalgama y durante las maniobras de la extracción se desmoronan pequeñas partículas de amalgama y caen al interior del alveolo. Estos tatuajes por amalgama son inocuos y pueden no eliminarse, aunque por estética se pueden retirar a través de una gingivoplastía. Es conveniente recordar al lector la importancia que tiene el desarrollar todos los procedimientos odontológicos con mucho cuidado para evitar éste y otro tipo de problemas, como la aspiración de partículas de amalgama hacia la faringe durante su colocación. El tatuaje por grafito se presenta en el paladar por la implantación traumática de la punta de un lápiz. Generalmente sucede en la escuela, durante la niñez. Las lesiones son maculares, focales y de color gris o negro.

Palabras clave:

2012-08-21   |   3,141 visitas   |   1 valoraciones

Vol. 8 Núm.87. Octubre 2011 Pags. 5 Odont Moder 2011; 8(87)