Sialorrea, causas y cuidados

Autor: Nolasco Herrera Hilda

Fragmento

Se llama babeo a la saliva que fluye por fuera de la boca. Esto no es normal. Generalmente, la saliva se excreta dentro de la cavidad bucal a través de los conductos de las glándulas salivales, mayores y menores, lubricando toda la mucosa de dicha cavidad. Como se sabe, este líquido además de mantener húmedos los tejidos blandos de la boca, contribuye a controlar la población de microorganismos que en ella habitan, influye en el pH bucal y participa en la formación del bolo alimenticio durante la masticación. Todo esto sucede dentro de la boca por lo que la saliva después de salir de los conductos al interior de la cavidad bucal, debe tener una ruta de evacuación que siempre será hacia la orofaringe y de allí al aparato digestivo. En condiciones normales sigue esa ruta y si se sale de la cavidad bucal hacia los labios, se considera como signo de otras enfermedades. A esta acción se le llama babeo o acción de babear. El babeo generalmente es causado por: • problemas para mantener la saliva en boca • problemas con la deglución • exceso en la producción de saliva Algunas personas con problemas de babeo presentan mayor riesgo de broncoaspiración, que es el acto de inhalar saliva, alimentos o líquidos hacia los pulmones. Esto puede causar daño si hay un trastorno en los reflejos normales del organismo, como los reflejos nauseoso y de la tos. El babeo de tipo neurológico puede tratarse a menudo con fármacos que bloquean la acción del mensajero químico acetilcolina (anticolinérgicos). En los casos graves, las personas pueden reducir el babeo inyectándose toxina botulínica, recibiendo radioterapia en las glándulas salivales, etc.

Palabras clave:

2012-08-27   |   8,436 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 8 Núm.90. Enero 2012 Pags. 4-5 Odont Moder 2012; 8(90)