Blanqueamiento dental

Autor: Nolasco Herrera Hilda

Fragmento

Es el procedimiento más solicitado en la actualidad por los pacientes en el consultorio. Esto debido a que en la población se ha incrementado la necesidad de belleza corporal y la cosmetología dental no se ha quedado atrás. De hecho es un tratamiento cosmético o estético revolucionario que reduce varios tonos el color original de los dientes. Desde 1864, Truman describió las primeras técnicas de blanqueamiento dental con una variedad de medicamentos como el hipoclorito de sodio, el perborato de sodio y el peróxido de hidrógeno. El primer procedimiento de esta naturaleza que se llevó a cabo en el consultorio se realizó en 1961 utilizando perborato de sodio en varias sesiones. Es un método que puede realizarse en el consultorio dental o en el hogar y permite eliminar la mayoría de manchas por medicamentos, té, café, vino tinto, cigarros y otros alimentos. Este tratamiento no debe provocar dolor, abrasión ni problema alguno cuando se efectúa de forma adecuada, ya que se trata de geles que actúan de forma química liberando el oxígeno que contienen. Cuando se realiza en el consultorio puede durar una hora con posteriores aplicaciones en el hogar. Como mantenimiento, se repite a los seis meses o al año y siempre es indispensable efectuar una profilaxis dental con ultrasonido antes de comenzarlo. Cabe señalar que no es un método eficaz en amalgamas, resinas, incrustaciones y puentes, si es que en el paciente existieran este tipo de restauraciones, primero se lleva a cabo el blanqueamiento y 15 días después se cambian las mismas. Causas por las que se oscurecen los dientes Intrínsecas. Se inician durante la formación del diente y antes de que erupcione y por lo general se deben al uso de tetraciclinas, por hipoplasia del esmalte, fluorosis, fracturas dentarias o envejecimiento dental. Extrínsecas. Se generan por la ingesta de alimentos, bebidas u otros agentes pigmentadores tales como té, café, tabaco, vino tinto y bebidas de cola en exceso, clorhexidina.

Palabras clave:

2012-08-27   |   593 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 8 Núm.91. Febrero 2012 Pags. 8 Odont Moder 2012; 8(91)