Manejo de la endometriosis e infertilidad

Autor: Rechkemmer Adolfo F

Resumen

Las decisiones clínicas en el manejo de la infertilidad asociada a endometriosis son difíciles y muchos aspectos no han sido evaluados en ensayos clínicos aleatorizados. La laparoscopia es el estándar de oro para el diagnóstico de endometriosis, y la decisión de hacerla dependerá de la edad de la paciente, duración de la infertilidad, historia familiar, dolor pélvico, presencia de tumoraciones pélvicas en la ecografía, entre otros. El tratamiento quirúrgico conservador de la endometriosis debe encaminarse a la recuperación de la función reproductiva mediante la eliminación de los implantes y la reconstitución de la anatomía pélvica alterada. El manejo quirúrgico laparoscópico de la endometriosis, en comparación con el abordaje a cielo abierto, permite una estancia hospitalaria corta, recuperación rápida, incisiones más pequeñas. En el tratamiento quirúrgico de la infertilidad asociada a endometriosis, la ablación de lesiones endometriósicas y la liberación de adherencias mejoran la fertilidad en endometriosis mínima y leve, comparada con la laparoscopia diagnóstica sola. En casos de endometriomas mayores de 4 cm, la quistectomía laparoscópica mejora la fertilidad, comparada con el drenaje y cauterización. La técnica quirúrgica de la quistectomía debe ser lo más cuidadosa posible, para evitar dañar tejido ovárico sano, evitando así reducir la reserva ovárica. Luego de la laparoscopia se puede proceder a superovulación con inseminación intrauterina, aunque el manejo expectante es una opción para mujeres jóvenes. La fertilización asistida de alta complejidad es el tratamiento aconsejado en casos de factor tubo-peritoneal severo, factor masculino severo o cuando otros tratamientos de menor complejidad han fallado. El tratamiento con agonistas de GnRH durante 3 a 6 meses antes de la fertilización in vitro (FIV) debe ser considerado en casos de endometriosis severa.

Palabras clave: Endometriosis infertilidad tratamiento reproducción asistida.

2012-08-30   |   1,327 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 58 Núm.2. Abril 2012 Pags. 101-105 Rev Per Ginecol Obstet. 2012; 58(2)