Resumen

Introducción: Los recién nacidos prematuros están expuestos a estímulos inquietantes y dañinos, que pueden comprometer su neurodesarrollo. El control del ambiente como la luz y ruido de las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN), se ha vuelto fundamental en los programas de atención enfocados en el desarrollo. Objetivo: Conocer los niveles de ruido de las diferentes áreas encargadas del cuidado del recién nacido. Material y métodos: Estudio prospectivo, observacional, longitudinal, en el que se llevaron a cabo mediante un sonómetro, mediciones de decibeles (dB) durante tres semanas en las UCIN, de cuidados intermedios neonatales (UCIREN) y cunero de transición y unidad toco-quirúrgica. Resultados: Respecto a los niveles de dB en las diferentes áreas durante las tres semanas, encontramos que UCIN (59.90 dB) registró el mayor nivel de ruido, y el menor UCIREN (55.35 dB) (p < 0.001). Las tres semanas comparadas entre si no fueron estadísticamente significativos (p = 0.28). Al evaluar los tres turnos encontramos una F=2.04. El ruido registrado durante los diferentes días informó una p=0.22 (No significaiva, NS). Conclusiones: El nivel mayor de ruido se encontró en UCIN comparado con las diferentes áreas encargadas de la atención del neonato, y el menor en UCIREN. Los niveles de dB registrados, están por encima de lo recomendado por los estándares internacionales.

Palabras clave: Decibeles ruido atención neonatal recién nacido México.

2012-11-22   |   1,308 visitas   |   5 valoraciones

Vol. 14 Núm.56. Julio-Septiembre 2012 Pags. 127-133 Med Univer 2012; 14(56)