Tratamiento de onicomicosis en pacientes con hígado graso

Autor: Ponce Olivera Rosa María

Fragmento

Las onicomicosis son infecciones de las uñas generadas por hongos dermatófitos, levaduras o mohos. Los más frecuentes son los dermatófitos denominados tiña de las uñas o tinea unguium. Clasificación de las onicomicosis Onicomicosis por dermatófitos o tiña de las uñas: el agente causal más común es el Trichophyton rubrum. La infección en un prinicipio es superficial e inicia en el borde lateral o sital, donde se aprecian cambios tróficos pues la uña sufre pérdida de la arquitectura normal, alteraciones en la pigmentación y va cobrando un aspecto estriado, pulverizado y engrosado, parcial o total, generando una severa distrofia, e incluso puede llegar a perderse. Comúnmente se localiza en las primeras uñas de los pies (primer ortejo), aunque también puede estar presente en las de las manos. Debe revisarse el estado de la piel circunvecina, ya que a un paciente con tiña de las uñas se le pueden infectar los pies generándole tinea pedís. Otro dato son las lesiones a distancia o dermatofitides (lesiones no habitadas), es decir, en las que no se encuentran estructuras de hongo pero que es una reacción en un sitio alejado al infectado, por ejemplo si los pies se afectan, el daño también puede localizarse en las manos. Su incidencia es mayor en los adultos que en lo niños, en quienes la afección es rara y dentro de los factores predisponentes se encuentra el uso de baños públicos (regaderas), balnearios, albercas, gimnasios y clubes; andar descalzo y sin sandalias de protección, o bien usar calzado de hule o con suela sintética, que genere sudoración excesiva, así como no secarse bien los pies.

Palabras clave:

2012-11-23   |   2,762 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 35 Núm.420. Noviembre 2012 Pags. 1-3 Prescripción Médica 2012; 35(420)