Uso del hidróxido de calcio en odontología

Autor: Mejía Arredondo Gilmar

Fragmento

Desde la aparición del hombre sobre la Tierra, uno de los problemas más frecuentes que lo han afectado es el dolor dental. Para controlarlo o eliminarlo, se han utilizado muchos medicamentos, plantas, soluciones y hasta oraciones. Este dolor puede provenir de la pulpa dental o de los tejidos periapicales. Con el paso del tiempo, al hacerse la profesión odontológica más científica, se crea a la endodoncia para que se encargue del estudio, diagnóstico, pronóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan a estos tejidos y que invariablemente ocasionarán dolor. En la actualidad se sabe que el principal factor etiológico de las alteraciones inflamatorias y destructivas de la pulpa es la caries dental. Cuando la destrucción del tejido dental por caries es incipiente, puede no haber dolor; pero a medida que la lesión cariosa penetra más profundamente en el espesor del diente, el dolor se presenta, pudiendo llegar a ser muy intenso y difícil de controlar. El CA(OH)2 (hidróxido de calcio) es una de las sustancias que se utiliza más ampliamente en odontología general y en endodoncia. Se introdujo en 1920 por Hermann en una pasta llamada Calxyl, indicada para la obturación de los conductos radiculares y desde entonces se realizan importantes estudios sobre este medicamento, con la finalidad de salvar al tejido pulpar.

Palabras clave:

2012-12-06   |   10,476 visitas   |   6 valoraciones

Vol. 8 Núm.96. Julio 2012 Pags. 10-13 Odont Moder 2012; 8(96)