Resumen

Antecedentes: En el síndrome de abstinencia alcohólica y delirium tremens las benzodiacepinas son el tratamiento habitual porque previenen las crisis epilépticas y el delirium tremens, aun así 5% padecen este último. El haloperidol yugula sus síntomas pero puede prolongar el intervalo QTc, por lo que requiere una adecuada selección de pacientes para evitar alteraciones electrocardiográficas letales. Objetivo: Determinar si los pacientes con síndrome de abstinencia alcohólica y delirium tremens el haloperidol prolonga el intervalo QTc. Material y método: Estudio de cohorte, observacional, longitudinal, prospectivo, efectuado en pacientes mexicanos con diagnóstico de síndrome de abstinencia al alcohol y delirium tremens. Luego de la medición del intervalo QTc basal se inició el tratamiento con diacepam, y con haloperidol dosis-respuesta sólo a los pacientes con delirium tremens, siempre y cuando cumplieran con los criterios de inclusión y exclusión; posterior al tratamiento con haloperidol se realizó un electrocardiograma. Resultados: El intervalo QTc basal en pacientes con haloperidol fue de 40.91 ms ± .951 (IC 40.59- 41.24) vs 41.11ms ± 1.132 (IC 40.73-41.50) p = 0.168.El intervalo QTc posterior en el grupo de pacientes con benzodiacepinas no se prolongó; en el grupo con haloperidol se prolongó en 17 pacientes, 2 p: 0.0001. El coeficiente de correlación entre la duración en meses de ingesta sin parar y la prolongación del QTc rho: 0.523, p: 0.001, r2:0.2735. La asociación entre la dosis de haloperidol en relación con la prolongación del QTc es de 50 mg al día, rho 0.758, p: 0.0001; IC (60.11- 40.63), y r2 :0.5745. Conclusión: La administración intravenosa de haloperidol a pacientes con síndrome de abstinencia alcohólica y delirium tremens prolonga el intervalo QT a partir de 50 mg día.

Palabras clave: Síndrome de abstinencia alcohólica QTc intervalo QT corregido electrocardiograma.

2013-02-21   |   919 visitas   |   Evalua este artículo 1 valoraciones

Vol. 29 Núm.1. Enero-Febrero 2013 Pags. 5-12 Med Int Mex 2013; 29(1)