Resumen

Antecedentes: En las instituciones de salud coexisten múltiples gérmenes, incluso en la indumentaria de los médicos. Diversos estudios acerca de la contaminación de corbatas reportan crecimiento de microorganismos en 20-100% de las muestras. En México no hay información al respecto. Objetivo: Determinar si la corbata es un fomite en donde se identifique algún crecimiento de microorganismos en dicha prenda. Material y método: Estudio multicéntrico, prospectivo, transversal y descriptivo efectuado en el servicio de Medicina Interna de hospitales de la Secretaría de Salud del Distrito Federal. Se cultivaron 40 corbatas y se obtuvieron datos demográficos, hábitos de uso y limpieza de la prenda. Se usó 2, t de Student y prueba exacta de Fisher según fue apropiado. Resultados: La muestra quedó constituida por cuatro grupos (10 en cada uno) según la categoría a la que pertenecieran. El 35% de las muestras tuvo desarrollo de microorganismos, como: Staphylococcus epidermidis, hongos sp, Bacillus sp, cocobacilos gramnegativos y cocos grampositivos. Los grupos de médicos internos de pregrado y de residentes tuvieron desarrollo de microrganismos en 60% de las muestras por grupo, con predominio de Staphylococcus epidermidis en los médicos internos de pregrado y hongos sp en los médicos residentes, con asociación entre el desarrollo de microorganismos y el grupo (médicos internos de pregrado-médicos residentes) (p= 0.0078). Conclusiones: La corbata puede ser un fomite y así contribuir a la transmisión de enfermedades nosocomiales, por eso se sugiere limitar su uso en el ámbito hospitalario.

Palabras clave: Corbata fomite infecciones nosocomiales.

2013-02-21   |   1,546 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 29 Núm.1. Enero-Febrero 2013 Pags. 13-19 Med Int Mex 2013; 29(1)