Resumen

Son necesarias consideraciones especiales para calcular las cantidades de agua que requieren los recién nacidos y los lactantes; sin embargo, todas sus necesidades de agua deben ser cubiertas con leche materna o sustitutos lácteos. Se puede calcular una necesidad de 100 mL de agua por cada 100 kcal consumidas, o de 1,800 mL por metro cuadrado de superficie corporal. A partir de los seis meses se puede iniciar el consumo de 30 a 60 mL de agua simple al día, que se aumenta progresivamente; antes de esa edad. Debe evitarse cualquier otro líquido. La preparación inadecuada de sustitutos de leche materna puede causar intoxicación hídrica, o infecciones si el agua usada está contaminada. El incremento en la obesidad y sobrepeso ha ido de la mano con el incremento en el consumo de bebidas azucaradas por la población infantil; esto último también puede estar vinculado a la diabetes y a otros problemas fisiológicos y cognitivos. En niños y adolescentes mexicanos, hubo un incremento de 126% en la energía consumida en forma de bebidas azucaradas, entre 1999 y 2006. Como parte de los hábitos que, desde el hogar, deben adquirir los niños para mejorar su salud, está el evitar las bebidas azucaradas y preferir el agua simple como fuente de hidratación.

Palabras clave: Leche materna sustitos lácteos agua simple intoxicación hídrica.

2013-05-03   |   893 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 34 Núm.2. Marzo-Abril 2013 Pags. 96-101 Acta Pediatr Méx 2013; 34(2)