Trasplante no mieloablativo en niños

Autor: González Llano Oscar

Fragmento

El trasplante alogénico de precursores hematopoyéticos (TPH) constituye un método terapéutico de gran importancia tanto en adultos como en la población pediátrica para la atención de múltiples padecimientos, ya sean congénitos o adquiridos y estos últimos pueden o no ser de naturaleza neoplásica. Hasta hace poco más de diez años prácticamente todos los TPH se llevaban a cabo utilizando regímenes de acondicionamiento mieloablativos (RAM) donde los objetivos principales eran erradicar la enfermedad de base y evitar la posibilidad del rechazo del trasplante mediante la administración de dosis altas de diferentes agentes quimioterapéuticos, generalmente busulfán y ciclofosfamida, asociados o no a la aplicación de radioterapia corporal total (RCT); es importante mencionar que el principio anterior era el mismo independientemente de la edad del paciente.

Palabras clave:

2013-07-08   |   335 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 12 Núm.1. Abril-Mayo 2011 Pags. S49-S50 Rev Hematol 2011; 12(Supl. 1)