Resumen

Introducción: La respuesta médica a la solicitud de la enfermera, es fundamental para la prestación de los servicios de salud. Objetivo: Determinar la percepción de la enfermera ante la respuesta médica a su llamada en la atención pediátrica y su opinión sobre estrategias de mejora. Metodología: Estudio transversal descriptivo, se utilizó un cuestionario previamente validado en apariencia y contenido con diez circunstancias de solicitud de respuesta médica; autoaplicado a personal adscrito al área de hospitalización. Resultados: Participaron 81 enfermeras. Se percibió una respuesta médica rápida (< 10 minutos) para circunstancias de urgencias como: presencia de convulsiones en 65.4% de las veces, desaturación periférica de oxigeno 55.6%, reacción trans o postransfusional 46.9%, sangrado activo 44.4% y dificultad respiratoria en 37%. Para situaciones menos urgentes (10 min a 1 hr) en caso de: detección de error o duda en dosis 45.7%; queja o reclamación intensa del familiar por un procedimiento 35.8%; necesidad de un cambio o inicio de dieta 35.8%. Una respuesta más tardía (1 a 4 hrs) para: problemas con una venoclisis 39.5% y programación de procedimiento 43.2%. La estrategia de mejora más apoyada 56.8% fue la presencia obligatoria constante de un médico en sala. Conclusiones: En situaciones urgentes la enfermera percibe una respuesta médica rápida en más de la mitad de las veces. Para situaciones menos urgentes la respuesta suele ser entre una y cuatro horas, por lo que es necesario implementar estrategias de mejora de la comunicación médico-enfermera.

Palabras clave: Relaciones médico-enfermera conducta cooperativa comunicación actitud del personal de salud.

2013-11-14   |   489 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 21 Núm.2. Mayo-Agosto 2013 Pags. 69-77 Rev Enferm Inst Mex Seguro Soc 2013; 21(2)