El parto de pretérmino como problema de salud pública

Autor: Lastra Escudero Lucio G.

Fragmento

Las modernas unidades de cuidados intensivos para neonatos se han convertido en una especie de tarjeta de presentación para los hospitales pediátricos, materno-infantiles, e inclusive, en los hospitales generales que atienden recién nacidos. Aunque parezca exagerado decir que un hospital que se precie de tener buena calidad de atención médica, sea aquel que cuente con este tipo de facilidades de atención especializada. En la realidad, esto puede constituir un indicador fidedigno de un verdadero problema de salud pública. La frecuencia de partos de pretérmino ha aumentado de manera geométrica, tanto en los países desarrollados como en las naciones en vías de desarrollo. Esta situación es de origen multifactorial. En gran parte es la consecuencia de una detección más oportuna, lo que conduce a que un mayor número de embarazos (que se resuelven antes del término) tengan la oportunidad de ser atendidos en unidades médicas, con el consecuente aumento del número de neonatos prematuros. Los métodos de reproducción asistida o inducida, llevan también a una mayor frecuencia de embarazos múltiples, con una mayor probabilidad de terminar en forma prematura. La promiscuidad va de la mano con un incremento en la transmisión de infecciones por vía sexual y con un mayor número de infecciones congénitas, que pueden dar como resultado, un incremento de los partos de pretérmino.

Palabras clave: Cuidados intensivos neonatos hospitales pediátricos.

2002-11-27   |   891 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 15 Núm.2. Abril-Junio 2001 Pags. 113-114. Perinatol Reprod Hum 2001; 15(2)