Los inductores de la síntesis de interferón endógeno

¿una posible opción terapéutica? 

Autores: Alvarado Vásquez Noé, Alcázar Leyva Susana, Benítez Rodríguez María Teresa, Alcázar Montenegro Heberto, Zamudio Cortés Pedro

Resumen

La linfocina conocida como interferón (IFN) existe en tres tipos principales (-a, -b y -g), cada uno de ellos con diferente capacidad como agente antiviral, antitumoral o como inmunomodulador, estas características motivaron su aplicación exógena desde su descubrimiento como terapia para el tratamiento de diversos padecimientos, esto sin embargo, trajo consigo severos efectos secundarios. Con la finalidad de evitar los efectos colaterales del IFN exógeno, y de estimular la síntesis endógena en el organismo para aprovechar sus propiedades en la eliminación de alguna enfermedad (viral, tumoral, etc.), se han probado una enorme cantidad de compuestos, tanto de origen natural como sintético (inductores), lamentablemente hasta el momento no se ha encontrado al inductor idóneo, debido principalmente a factores, como: el tipo y grado de la infección o proceso tumoral, población estudiada, toxicidad de la molécula, etc., por estos motivos son necesarios la realización de un mayor número de trabajos para encontrar al mejor inductor, capaz de utilizarse con fines terapéuticos y que además muestre un mínimo de efectos secundarios al paciente al cual se aplique. En el presente trabajo se revisan algunos estudios que hablan de la utilidad, así como de los efectos secundarios de los inductores de la síntesis de IFN como el polyA:polyU, el polyI:polyC, polyI:polyC12U, Ridostine, Bropirimine y de un ARNt de origen fúngico utilizados en el tratamiento de procesos infecciosos y tumorales.

Palabras clave: Inductores de interferón polyA:polyU ARNt polyI:polyC antivirales.

2003-03-10   |   1,614 visitas   |   2 valoraciones

Vol. 12 Núm.1. Enero-Marzo 1999 Pags. 53-57. Rev Inst Nal Enf Resp Mex 1999; 12(1)