El encuentro cotidiano con la deficiencia de hierro en los lactantes

Autor: Vega Franco Leopoldo

Fragmento

Se antoja pensar que la actitud generalmente optimista con la que los médicos enfrentamos el tratamiento de los niños afectados por la más frecuente de las anemias nutricias, se debe a la pronta respuesta hematológica que se obtiene en ellos al administrar sales de hierro; es probable que por esa reiterada vivencia terapéutica, sea común pensar que el padecimiento tiene escasa trascendencia en la evolución ulterior de los infantes. Estos mismos argumentos probablemente influyen en el hecho de conceptuar la enfermedad como benigna, ya que los casos graves suelen ser secundarios a padecimientos crónicos, en los que la absorción del hierro o la pérdida crónica de sangre, agota las reservas de hierro. De persistir estas circunstancias patológicas, aparecen diversas manifestaciones clínicas que son consecuencia de la disminución de la hemoglobina y de las alteraciones enzimáticas ocasionadas por la carencia de hierro en los tejidos de varios órganos y sistemas corporales, las que generalmente se atribuyen a la enfermedad que interfiere con la absorción del hierro o bien a la causa que motiva el sangrado de las vías digestivas.

Palabras clave: Hierro lactantes anemia.

2003-03-18   |   848 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 65 Núm.4. Julio-Agosto 1998 Pags. 150-151. Rev Mex Pediatr 1998; 65(4)