Picadura por alacrán.

Amenaza ancestral para los niños 

Autor: Vega Franco Leopoldo

Fragmento

Desde el año de 1749, en que los cabildos municipal y eclesiástico de la ciudad de Durango eligieron a San Jorge como patrono de los niños contra los alacranes (Del árabe al-'aqrab, el escorpión), la jaculatoria que figura como epígrafe fue por dos siglos parte de las oraciones nocturnas que las madres enseñaron a sus hijos, y no sería aventurado afirmar que la tradición aún continúe en el seno de algunas familias de ese lugar y tal vez, de la misma manera, sea costumbre encomendar a los niños al cuidado de seres espirituales para que intercedan en su favor ante el Dios de su fe, en otras regiones infestadas de alacranes.

Palabras clave: Alacrán veneno intoxicación.

2002-12-02   |   2,440 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 68 Núm.6. Noviembre-Diciembre 2001 Pags. 225-227. Rev Mex Pediatr 2001; 68(6)