Editorial

Autor: Núñez Orozco Lilia

Completo

El conocimiento médico avanza rápidamente y la información nueva que se genera ocupa toneladas de papel y mucho tiempo en la red, si ya nos hemos introducido en los avances cibernéticos, que a algunos todavía les asusta. Es imposible tener acceso a toda esta información tan abundante que resulta aplastante, ante lo cual puede tomarse la actitud de querer conocer todo lo que se tiene a disposición o cerrar los ojos y llevar pausadamente el ejercicio profesional con el conocimiento adquirido desde los tiempos de asistencia a la facultas si se es médico general o lo aprendido durante la residencia, si se es especialista. La primera actitud es conducente a la locura pero la segunda no sólo es comodina sino puede resultar incluso criminal porque lo que aprendimos hace un tiempo, en el momento presente quizá se totalmente obsoleto. Por lo tanto es una necesidad indispensable de todos los médicos, especialistas o no, el mantenerse al día a través de lo que en la actualidad se conoce como Educación Médica Continua.

Palabras clave:

2003-06-27   |   815 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 2 Núm.5. Noviembre-Diciembre 2001 Pags. 258 Rev Mex Neuroci 2001; 2(5)