45 años de victorias

Autor: Cañedo Andalia Rubén

Fragmento

El triunfo revolucionario de 1959 marcó el punto de comienzo de una nueva etapa de la salud pública cubana. A partir de entonces, comenzó un serio esfuerzo por crear una infraestructura nacional de salud capaz de alcanzar los más recónditos lugares del país, una de las necesidades sociales más apremiantes descrita años antes en el histórico alegato de Fidel en su defensa durante el juicio a los asaltantes del cuartel Moncada. Los niveles de salud alcanzados a principios de los años 80 en Cuba permitieron iniciar una nueva etapa de desarrollo con el objetivo de convertirla en una potencia médica mundial. Como resultado de un serio esfuerzo en este sentido, muchos admiran, en el mundo, los múltiples y relevantes logros alcanzados por nuestro país en la esfera de la salud, a pesar las limitaciones de recursos existentes y el bloqueo impuesto por los Estados Unidos. Ahora bien, ocupar un lugar de vanguardia en materia de salud a nivel mundial requiere de la existencia y el funcionamiento adecuado de un sistema para el suministro oportuno de información a los profesionales del sector. La adquisición, el procesamiento y la distribución de información en salud, como materia prima esencial para la asistencia, la investigación, la docencia y la dirección en esta esfera, constituye un formidable reto para convertir a Cuba en una potencia médica mundial. Sin información ello no se puede lograr.

Palabras clave:

2004-06-04   |   342 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 12 Núm.2. Marzo-Abril 2004 Pags. Acimed 2004; 12(2)