Riesgo del microambiente en la calidad de vida de los niños

Autor: Vega Franco Leopoldo

Fragmento

Los estudios epidemiológicos acerca de los accidentes en niños pequeños suelen concluir señalando que “no hay sitio más peligroso para un niño, que su propia casa”. Es posible llegar a esta misma conclusión si se toma en cuenta que durante los primeros años de la vida, la generalidad de los infantes permanecen por largas horas del día dentro de su hogar, por lo que cabe inferir que los daños a su integridad física y mental son generados por factores que forman parte del ambiente en que habitan. A un lado de la eventualidad inesperada de un accidente, se sabe que la mayoría de los niños adquieren sus primeras experiencias inmunológicas al contacto con algún miembro de la familia, que actúa como portador sano o bien como enfermo, no menos importante es la contaminación del agua, los alimentos, la ropa y los enseres domésticos que actúan como “vehículos” de gérmenes, todo esto dentro del ámbito de la casa. De manera simultánea a estas experiencias, la exposición del niño a substancias potencialmente antigénicas, que pueden penetrar al organismo por la vías respiratorias, digestiva o cutánea, o el efecto tóxico de compuestos químicos y gases, son con frecuencia causa de agresión para lo niños.

Palabras clave:

2004-08-12   |   1,756 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 63 Núm.3. Mayo-Junio 1996 Pags. 110-112 Rev Mex Pediatr 1996; 63(3)