Resumen

La leucemia mieloide crónica (LMC) fue la primera neoplasia en la que se pudo presentar un modelo de genotipo que sirviera de blanco a una terapia de acción molecular. La activación de múltiples vías de señales de transducción en las células con el gen BCR- ABL favorece el incremento de la proliferación celular, interfiere en la apoptosis y perturba la interacción con la matriz extracelular y el estroma. La introducción del Imatinib en el tratamiento de la LMC ha modificado la evolución y pronóstico de la enfermedad. Cuando se compara con los regímenes basados en interferón e hidroxiurea, el imatinib ha demostrado un alto nivel de eficacia asociado con un número menor de reacciones adversas.

Palabras clave: Leucemia mieloide crónica cromosoma Filadelfia BCR-ABL Imatinib.

2006-04-17   |   1,850 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 21 Núm.3. Septiembre-Diciembre 2005 Pags. Rev Cubana Hematol Inmunol Hemoter 2005; 21(3)