El aniversario 42 del Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas en el contexto de la formación de los recursos humanos

Autor: López Espinosa José Antonio

Fragmento

La realización en 1936 del primer curso de iniciación bibliotecológica en el Lyceum de La Habana fue el punto de partida para la organización posterior de cursos breves, auspiciados por el propio Lyceum y la Sociedad Económica de Amigos del País, que se orientaron a la preparación del personal que laboraba en las bibliotecas. Diez años después, cuando el gobierno se responsabilizó por primera vez con la formación de los bibliotecarios, se comenzaron a impartir en la Universidad de La Habana los llamados cursos de verano hasta que, en 1950, empezó a funcionar la Escuela de Bibliotecarios anexa a la Facultad de Filosofía y Letras. El triunfo de la Revolución en 1959 vino aparejado con aspiraciones tales como la elevación del nivel de conocimientos de la población y la formación masiva de técnicos capaces de hacer frente a los problemas entonces existentes en el país en el plano cultural y científico. Como parte de las tareas para dar solución a estos problemas, el Gobierno revolucionario priorizó lo concerniente a la formación de trabajadores de la información capaces de desempeñar una función integral. Sobre esa base surgió en 1960 la Escuela de Bibliotecarios Escolares y, dos años después, comenzó a funcionar la Escuela de Técnicos de Biblioteca del Consejo Nacional de Cultura. A pesar de la existencia de esas dos instituciones, se observaba en el sector médico la necesidad de contar con un personal preparado especialmente para poder realizar el trabajo biblioteco-informativo de acuerdo con las exigencias específicas dentro de este. Cuando en abril de 1965 se creó el Centro Nacional de Información de Ciencias Médicas, uno de sus objetivos principales fue multiplicar las bibliotecas médicas existentes, entonces escasas y situadas fundamentalmente en la ciudad de La Habana. Algo indispensable para lograrlo fue justamente la formación de ese personal, por lo que en 1968 se fundó la Escuela de Técnicos Medios en Bibliotecología Médica , como nueva especialidad en la rama de la salud pública. Esta medida posibilitó garantizar el cumplimiento práctico de lo establecido en los apartados 12 y 13 del Artículo 2 de la Ley No. 59 del Ministerio de Salud Pública del 3 de agosto de 1961, en relación con las funciones básicas del organismo de asegurar el desarrollo continuo del nivel de los servicios de salud con la incorporación de las conquistas más avanzadas de la ciencia médica y de promover las investigaciones científicas en función de esto.

Palabras clave:

2007-04-24   |   824 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 15 Núm.4. Abril 2007 Pags. Acimed 2007; 15(4)