Acimed: frecuencia mensual + calidad. ¿Imposible?

Autor: Cañedo Andalia Rubén

Fragmento

Desde que a finales del año 2006 inicié mis consultas y tomé la decisión de llevar la edición de Acimed de su frecuencia bimestral a mensual, son muchos (editores, colegas, autores, lectores...) los que se me han acercado o me han escrito preocupados por los posibles efectos de esta decisión, su sostenibilidad, su influencia en la calidad de la revista, su tiempo de duración, entre otras muchas interrogantes. Como se recordará, según hicimos referencia a principios de año en el editorial titulado Acimed ¡Ahora con frecuencia mensual!, lasrazones fundamentales que condujeron a la decisión de pasar a una frecuencia mensual fueron: el incremento significativo del número de trabajos recibido, el volumen de trabajos pendientes de publicación, el tamaño inmanejable alcanzado por los números de acuerdo con las características de la Editorial Ciencias Médicas, la sobrecarga que representaba esto para los editores que debían trabajar con grandes bloques de contribuciones, así como la demora para la publicación de los trabajos que implicaba esta situación. Se buscó entonces cómo facilitar y acelerar el proceso de publicación con los consiguientes beneficios para autores, lectores, editores y la revista en general, es decir, el objetivo fundamental de la decisión fue elevar la calidad de los resultados de la actividad editorial de Acimed. Entonces ¿dónde es que persisten las dudas? La respuesta es sencilla, y se basa en un sencillo razonamiento lógico-matemático: como se dispone de un menor tiempo para elaborar un número (aproximadamente 30 días), entonces se dedica un tiempo menor a la revisión y edición de cada contribución. Pero este razonamiento es parcialmente erróneo. A cada artículo se le dedica, como antes, el tiempo necesario para su revisión. Al aumentar la calidad del contenido y la presentación ―y todavía se puede exigir mucho más, sobre todo en el aspecto bibliográfico― el tiempo que se requiere para revisar un trabajo es menor. A su vez, el volumen de páginas de los números como regla es menor y la tarea que realizaba antes un solo editor, la realizan ahora dos. Ahora, además, los materiales como cartas, artículos y actualidades, una vez aprobados por los árbitros y editores académicos, circulan por los procesos editoriales ―con excepción de la realización de la versión HTML― en forma independiente, es decir, que un trabajo, una vez listo, comienza a transitar por los distintos procesos con independencia de que el resto de sus compañeros en el futuro número se encuentren listos o no.

Palabras clave:

2007-11-23   |   652 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 16 Núm.2. Agosto 2007 Pags. Acimed 2007; 16(2)