Homenaje a la gran Madame Curie en el Aniversario 140 de su natalicio

Autor: López Espinosa José Antonio

Fragmento

Marie Sklodowska, hija del profesor de Matemática y Física en el Gimnasio de Varsovia Vladislav Sklodowski, nació en esa ciudad capital de Polonia el 7 de noviembre de 1867. Fue, luego de contraer matrimonio con el físico francés Pierre Curie, que su nombre, asociado al de su esposo, compañero en la vida y en la investigación científica, se conoció simplemente como madame Curie. La historia de esta extraordinaria mujer y lo que la ciencia debe tanto a ella como a su esposo, es algo que ha sido ampliamente divulgado en muchos artículos de revistas, monografías y ensayos, sobre todo en el relevante libro escrito por su hija Eva en la década de 1930, traducido a casi todos los idiomas, donde narra en detalle su vida y su obra. El descubrimiento del radio por los esposos Curie en 1898 tuvo como punto de partida el hecho experimental, hallado por el francés Henri Becquerel, de que cuando una sal fosforescente como el sulfato doble de uranio y potasio se encuentra cerca de una placa fotográfica, esta última, aunque esté totalmente protegida de la luz visible, queda igualmente velada como quedaron las placas fotográficas de Röntgen en 1895, descubridor el mismo año de los rayos x. La observación de Becquerel, realizada en 1896, se desarrolló con posterioridad en trabajos más amplios y sistemáticos, en los cuales se evidenció que todos los compuestos del uranio, aun cuando no son fosforescentes, tienen la propiedad de impresionar las placas fotográficas protegidas de la luz y que, al igual que los rayos x, ionizan el aire circundante y dan lugar con ello a la descarga de los electroscopios.

Palabras clave:

2008-05-08   |   1,378 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 2 Núm.7. Octubre-Diciembre 2007 Pags. 4-5 Cont Quím 2007; 2(7)