Crecimiento en los niños:

A propósito de los patrones de la OMS para los lactados al pecho 

Autor: Vega Franco Leopoldo

Fragmento

El texto del epígrafe del Dr. Holt, con el cual iniciaba en 1940 el capítulo de Crecimiento y Desarrollo en su libro de pediatría, destaca que el crecimiento es manifestación de vida y que éste se expresa en los niños en una vida saludable o se deteriora como presagio o evidencia de una enfermedad. Es así como estos conceptos subyacen en el comportamiento biológico del medrar de los niños, por lo que son materia de interés en el trabajo clínico rutinario: tanto en su vigilancia evolutiva como en aquellos niños que por vez primera son atendidos por un médico. Se puede decir que la valoración del crecimiento es parte ineludible en el ejercicio de la pediatría; es difícil pensar que pueda haber alguien dedicado a la atención de los niños que omita en ellos las mediciones del peso y la estatura (o longitud): pues son una parte importan-te en su trabajo cotidiano. Sin embargo, cabe reconocer que en la obtención de información rutinaria se suele omitir con frecuencia el análisis reflexivo acerca de los datos recabados. Es por eso pertinente señalar que las mediciones de los niños deben ser integradas al razonamiento que conduce a los médicos a emitir juicios clínicos al expresar que un niño está creciendo dentro de un margen de la normalidad, o que precisa de estudios adicionales antes de emitir un fallo.

Palabras clave:

2003-01-09   |   624 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 73 Núm.3. Mayo-Junio 2006 Pags. 105-106 Rev Mex Pediatr 2006; 73(3)