Resumen

La negligencia es la expresión más frecuente del maltrato infantil; sin embargo, no existe una definición universalmente aceptada para ella, lo que dificulta interpretar e identificar el problema. Se ha señalado que negligencia es la incapacidad que tiene un cuidador de procurar a un niño las condiciones sanitarias, educativas, de desarrollo psicológico, nutrimentales, de alojamiento y protección frente a cualquier peligro, que es capaz de proporcionar. Es importante no confundir pobreza con negligencia; en la segunda los cuidadores niegan al niño los recursos de los que disponen. Para diferenciar entre ambas, hay que considerar las condiciones sociales, económicas y culturales de los individuos y las comunidades, para lo cual el profesional encargado de la atención de un niño debe actuar con sensibilidad y profundizar en el estudio de los factores mismos del niño, del agresor, de la familia y del entorno social a fin de identificar la posibilidad de maltrato en su variedad de negligencia o cualquier otra de sus manifestaciones, evitando hacer juicios apresurados sobre este factor. Hay que tratar de identificar factores de protección y factores de riesgo en el menor y en la familia a fin de facilitar resiliencia. Se presenta un caso en el que se sospecha negligencia.

Palabras clave: Maltrato infantil negligencia pobreza deprivación cultural.

2008-11-07   |   1,294 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 28 Núm.5. Septiembre-Octubre 2007 Pags. 193-197 Acta Pediatr Méx 2007; 28(5)