El tutor: un actor con frecuencia olvidado en el período de adiestramiento laboral

Autores: Guerrero Pupo Julio Cristóbal, Cañedo Andalia Rubén

Fragmento

En Cuba, el desarrollo de los recursos humanos para el Sistema Nacional de Salud (SNS) adquiere cada día mayor importancia, como parte de la gestión integral del capital humano en este sector. Dicho proceso comienza formalmente con la identificación, evaluación y selección de las personas que se integrarán al sistema. Pero, en esta ocasión, no nos interesa referirnos a todos aquellos que concurren a la esfera de la salud para realizar su trabajo, sino sólo a los recién graduados de cualquier institución docente quienes, una vez concluidos sus estudios de pregrado, pasan a formar parte de la fuerza de trabajo de alguna de las dependencias de este sistema bajo el concepto de adiestrados. Exactamente deseamos hacer referencia al caso de los egresados de las diversas disciplinas de información que se estudian hoy día en el país: bibliotecología y ciencia de la información, gestión documental, gestión de información en salud, etcétera. Un adiestrado es, por principio, un individuo que concluyó con éxito sus estudios medios o superiores, que se inicia en la vida laboral como empleado contratado por una organización, a diferencia de un estudiante que desarrolla sus prácticas como parte de su formación docente en una institución cualquiera. A primera vista es fácil percatarse de una cuestión elemental: se trata de personas -y hablamos de personas porque defendemos la gestión de la persona en su totalidad y no como aspectos separados según la conveniencia y las circunstancias de la vida laboral en cada empresa- que inician un nuevo periodo en sus vidas, que experimentan un cambio sustancial en su entorno, que transitan hacia una nueva condición: la de trabajadores, y que, por tanto, requieren asistencia, orientación y apoyo para superarlo del modo más correcto. Estas personas requieren, a su vez, esta etapa para efectuar su tránsito de estudiante a trabajador, adaptarse a las nuevas circunstancias y completar la formación docente iniciada en la escuela.

Palabras clave: .

2009-01-16   |   707 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 18 Núm.4. Octubre 2008 Pags. . Acimed 2008; 18(4)