Febrero 10 de 1804.

Introducción de la vacuna contra la viruela en Cuba 

Autor: López Espinosa José Antonio

Fragmento

Durante los primeros años de dominación española en Cuba, caracterizados por la penuria económica y el abandono social, había más preocupación por el perfeccionamiento de las condiciones defensivas contra los corsarios y piratas que por el estado de salud e higiene de la población. En esa situación, no es difícil comprender que muchas epidemias alcanzaran proporciones enormes al llegar a las playas cubanas y causaran serios estragos. Como no se aplicaban métodos científicos para combatir y prevenir los males epidémicos, era enorme el número de víctimas que ellos arrastraban a su paso por el territorio nacional. También es fácil imaginar cuál sería el destino de las incipientes poblaciones cubanas de los comienzos del siglo XVI, cuando una centuria después carecían aún de personal capacitado para hacer frente a los males habituales y a las plagas esporádicas. La dominación británica, tan dolorosa para la población española, dio lugar a un cambio favorable en la personalidad política y económica de Cuba, por cuanto al asimilar la antigua Metrópoli la lección recibida por los ingleses respecto a la abundancia agrícola y mercantil de la isla, cambió en cierto modo la consideración de España a ella y se advirtió el tránsito de la factoría a la colonia con un consiguiente ligero progreso social. El Protomedicato, que surgió como institución oficial a principios del siglo XVIII, se convirtió en el núcleo básico del desarrollo posterior de la Medicina, en tanto fuente fecunda de sabios conocimientos y aplicaciones de gran valor a esta ciencia.

Palabras clave: .

2009-03-26   |   353 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 16 Núm.6. Diciembre 2007 Pags. . Acimed 2007; 16(6)