Editorial

Autor: Ramiro Hernández Manuel

Fragmento

En el reciente cambio de Mesa Directiva del Consejo Mexicano de Medicina Interna, el 19 de febrero pasado, se hicieron reflexiones muy interesantes, y aprovecharé este espacio para comentarlas y hacer algunas otras que pueden resultar complementarias. El Dr. Dionicio Galarza culminó, junto con el resto de sus colaboradores, el periodo en que estuvo al frente de la dirección del Consejo, fue un periodo fructífero en el que se realizaron de manera impecable las evaluaciones para certificar a los internistas que se sometieron al reto que significa el examen. El Dr. Galarza comentó entre otras situaciones un nuevo acercamiento con el Board of Internal Medicine e hizo comparaciones entre las organizaciones mexicana y estadounidense, llamó mucho la atención, cuando menos a mí, la paradoja que existe, la organización americana cuenta con un enorme presupuesto gubernamental, cientos de empleados, y un staff de expertos perfectamente establecido y dedicado en exclusiva a las labores de observar, dirigir, criticar, evaluar y certificar el desarrollo de la Medicina Interna en Estados Unidos; mientras en México estas mismas labores se desarrollan sin presupuesto y por un grupo de internistas que gratuitamente dedican parte de su tiempo en aras de la mejoría de la Medicina Interna mexicana; quizá fue por esto que se comentó que el periodo de consejero titular, nueve años, resulta excesivamente largo.

Palabras clave:

2009-06-05   |   775 visitas   |   Evalua este artículo 0 valoraciones

Vol. 25 Núm.2. Marzo-Abril 2009 Pags. 93-94 Med Int Mex 2009; 25(2)